viernes, 21 de noviembre de 2014

REMALLADORA + ¿De qué vas?

¡HOLA! 
¡No os imagináis cuánto os echaba de menos!

Hoy no esperéis un tutorial ni una prenda confeccionada por mi, hoy os quiero presentar a alguien...
Pero antes de nada, os tengo que hablar sobre una jornada de antropología y moda a la que asistí el pasado día 8 de noviembre.
Se agradece que se hagan este tipo de cosas aquí en Murcia, la verdad. Pasamos una jornada estupenda en el Laboratorio de Arte Joven en la que diferentes profesionales hablaron sobre la importancia del concepto de tiempo en el mundo de la moda, la historia de la indumentaria, sus grandes transformaciones así como los diferentes tipos de consumidores y lo que supone en la industria.
También se llevó a cabo una mesa redonda en la que se pudieron preguntar dudas y dar nuestra opinión sobre la actual situación de la moda. En definitiva, fue una buena jornada que continúo por la tarde (aunque yo a medio día me tuve que ir).
¡Además tanto el almuerzo como la comida iban incluidas!
Bueno, ahora sí que sí. ¡Os presento a... mi REMALLADORA!
Sí, yo fui una de las tantas personas que hicieron cola en Lidl el día 6 de noviembre y que tanto ansiaban una remalladora. En Lidl me planté a las 8 de la mañana, fui la tercera en la cola :))
He de decir que estoy absolutamente enamorada de esta máquina. Compré hace un tiempo el prensatelas cosí-corta para si Saivod Superestar 206 y me flipó lo que hacía pero yo seguía utilizando la puntada zigzag para rematar todas las costuras porque no tenía otra. Así que os podéis imaginar lo maravillada que estoy con esta máquina.
¿Queréis sabes qué tiene de especial una remalladora?

Esta máquina, que puede tener de dos a cinco hilos (la mía tiene 4) y dos agujas, corta a la misma vez que cose, sí, sí, has leído bien. Observa las costuras que tienen tus camisetas, eso es lo que hace. Yo ya la he probado, con unos pantalones a los que les metí de los laterales y se quedó un acabado muy profesional. Bye Bye zig zag. 
Pero no os vayáis a pensar que todo es color de rosa, no, está máquina tiene un enhebrado algo pesado y a las tensiones del hilo hay que pillarles el tranquillo porque ajustar 4 tensiones...
Aún así, a mi me encanta por lo que os la recomiendo si hacéis prendas con asiduidad, si os gusta darles un acabado profesional y si os queréis dedicar a vender vuestra ropa.
No me enrollo más, os dejo con algunas imágenes de la remalladora.
La máquina incluye unas pinzas para facilitar el enhebrado, dos agujas de repuesto, un destornillador, las instrucciones y el pie de la máquina.
¿Qué os parece esta máquina? 
¡Si la tenéis, dadme vuestra opinión!

4 comentarios

  1. Respuestas
    1. Ya sabes, cuando salga en Lidl, a por ella Eli!

      Eliminar
  2. ains, yo llevo un montón con la mía y aún siento que no la domino del todo, pero no sabría ya vivir sin ella!!!
    Que la disfrutes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo flipé cuando la compré, iba por mi casa enseñándole a toda mi familia lo que hacía la remalladora ajajajja

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!

© The DIY Closet, costura, DIY y mucho más
Maira Gall